Semana Santa

Las celebraciones de Semana Santa y Pascua son de carácter religioso, por lo que una multitud de personas acude a misa para conmemorar la pasión, la muerte y la resurrección de Cristo.Candles on an altar

La Semana Santa comienza el viernes que precede al Viernes Santo, en el que la estatua de La Piedad es llevada en procesión por las calles de Valletta y otros muchos pueblos y ciudades. En estas fechas, los malteses acuden a las iglesias en manadas. El Jueves Santo tiene lugar las "siete visitas", que consisten en la visita a siete iglesias diferentes para orar a sus sagrarios.

El Viernes Santo, las iglesias tienen un aspecto más lúgubre, ya que se les despoja de su tradicional estilo decorativo. Es el color rojo el que domina ahora en representación de la sangre de Jesucristo.

Al día siguiente, la situación cambia completamente: el repique de campanas rompe el silencio de la noche para anunciar que Jesucristo ha resucitado. A media mañana del Domingo de Resurrección, una procesión con la estatua de Jesucristo resucitado pasea por las calles cercanas a la iglesia. El final del camino está despejado y los costaleros corren para introducir triunfalmente a Jesucristo resucitado en la iglesia.

El día de Pascua se celebra tradicionalmente con una comida familiar. Es el momento de visitar a familiares y amigos e intercambiar regalos. También es tradición entregar a los niños huevos de Pascua y una "figolla" (bollo relleno de almendras recubierto de azúcar glas).