Vida marina

anemoniaLa combinación de escarpados acantilados, cuevas, barcos hundidos, arrecifes y fondos marinos arenosos y rocosos lleva aparejada la existencia de una gran variedad de fauna y flora en las Islas Maltesas. Sería demasiado difícil enumerarlo todo. Los barcos hundidos, así como los habitats de los arrecifes artificiales, han proporcionado cobijo a un gran número de especies recientemente y son sitios excelentes para bucear.

Se pueden ver meros, peces limón, numerosos besugos, doradas, pulpos, calamares, peces voladores, rubios, rayas venenosas, corballos, bogas, salmonetes, peces loro y ocasionalmente morenas. Aunque las estructuras rocosas y la costa submarina ofrecen, al parecer, condiciones de vida ideales para las anguilas, sólo es probable verlas buceando por la noche.

La posibilidad de encontrar un gran pez es casi inexistente. Raramente se ven atunes, delfines y bonitos, aunque hay más probabilidades de ver estos grandes peces en invierno cuando se acercan a la costa atraídos por las aguas más cálidas.

Los peces ‘John Dory' (gallo), se pueden ver a veces, casi siempre en invierno, ya que normalmente viven en aguas más profundas. Se pueden ver corales en los arcos, los arrecifes y las cuevas. El brillo de los magníficos colores desde el anaranjado al rosa es excelente para hacer fotografías nocturnas.

Hay unos cuantos animales marinos sólo para verlos pero no para tocarlos, ya que tienen extremidades punzantes, púas o protuberancias espinosas dañinas o venenosas. Tenga mucho cuidado con los cabrachos, gusanos marinos, los erizos de mar y las rayas venenosas. Si pisa o toca algunos de estos peces consulte con un médico ya que su reacción a cualquier lesión o herida dependerá de su estado físico general y de su edad.