Los Normandes

Según la tradición, la bandera nacional de Malta es el legado del Normando Conde Roger. En su batalla con los árabes rompió al parecer su bandera de cuadros roja y blanca y dio la mitad a los soldados combatientes malteses. En la historia de Malta existe una ligera falta de información sobre la Edad Media. Probablemente esto se debe a que Malta desempeñó un papel secundario durante este período en los planes de sus gobernantes con relación a Sicilia, su nacion vecina más grande. Pero durante este período tuvo lugar el auge de una nobleza maltesa que edificó sus palacios en la ciudad amurallada de Mdina. Esta ciudad continuó siendo un enclave de la alta burguesía durante varios siglos.

Se pueden ver, actualmente, en esta ciudad, magníficos ejemplos de la arquitectura Siculo (Siciliana) - Normanda.

Para el resto de la población, la Edad Media fue un perío de pobreza. Se produjeron frecuentes incursiones y asaltos procedentes del Norte de África y de los corsarios bárbaros de Turquía. Los malteses, y especialmente los habitantes de Gozo (Gozitanos) fueron capturados como esclavos.
Estas Islas estuvieron en poder de numerosos miembros de la realeza y de la nobleza europea: princesas alemanas, aristócratas franceses y otros. El destino de los isleños malteses dependía de bodas, tratados y alianzas.

La boda de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla unificó España en 1479. Fue durante el reinado de su nieto, el Emperador Romano Carlos V cuando estas Islas pasaron a formar parte del Imperio Español. Y posteriormente Carlos V cedió estas Islas a los Caballeros de la Orden de San Juan.